Atlantida - Canelones - Uruguay              Contacto |   Página de Inicio | Agregar a Favoritos  | Foro | Chat

 Volver a Página Principal Página Principal

Donde Dormir ?Donde Comer ?Como Llegar ?Que Hacer en Atlantida ?Deportes Informacion Turistica Fotos de Atlantida                    
                               Tus Fotos en Atlantida

  Guía Turística

  Hoteleria

  Inmobiliarias

  Gastronomía

  Camping - Cabañas

  Paseos-Excursiones

  Eventos
  Estancias Turisticas
  Boliches - Pubs
  Deportes
  Pesca
  Compras
 
 Atlántida
 Historia y Presente
 Como Llegar
 Distancias
 Mapa
 Teléfonos Útiles
 Sol y Playa
 Fotos Atlantida
 
 

 

 

 

  Historia de Atlantida

Atlántida pionera en la aviación civil del Uruguay
Adami fundó el primer aeroclub en el balneario.

El 4 de diciembre de 1914 se efectuaron los primeros vuelos en el Aeródromo del Balneario Atlántida, donde el Centro Nacional de Aviación había instalado su escuela para aviadores.-

Por constituir estos bautismos del aire un capítulo dominante de la historia de la aviación civil del Uruguay, transcribimos de un diario montevideano de la época, algunos detalles de los vuelos, realizados en un biplano Farman.-

"Poco antes de las diez y ocho, los últimos detalles de los aprontes del nuevo aparato habíanse terminado y el Sr. Marechal, su armador, da la voz de mando y se escucha por primera vez el característico ronquido del motor. El aparato estaba inmovilizado por riendas especiales y los tres aviadores, González, Marechal y Adami contemplaban su funcionamiento en una quietud que tuvo su explicación casi de inmediato.-

No pudiendo resistir un impulso muy natural en quien será un futuro aviador, el administrador del Balneario Atlántida Marcelino Afonzo, se precipita para ocupar el asiento del piloto, lo que fue saludado con grandes manifestaciones por los aviadores, cuya premeditada inmovilidad esperaba solamente ese acto, que en las costumbres de los reyes del aire obliga al que lo efectúa a pagar con botellas de Champagne esos prematuros entusiasmos.-

Con un magnífico decolaje, que reveló de inmediato las condiciones excepcionales del piloto, González, que había ocupado el aparato, se elevó por los aires hasta cuatro cientos metros de altura, en medio de las aclamaciones entusiastas de las numerosas personas que presenciaban la primera prueba. González pasa de nuevo sobre los hangares y abandonando las palancas saluda, con ambas manos de pie sobre el aparato en una magnífica actitud de dominador. Por tres veces consecutivas se elevó el piloto por sobre los bosques, atónitos de tamaña audacia y las aves de Atlántida, tan tranquilas hasta entonces, huyeron espantadas ante el nuevo competidor de extraña raza.-

Lo más sorprendente de estos vuelos fueron los correctos aterrizajes que efectuó González, con una soltura de que él únicamente es capaz.-

Al día siguiente, el sábado 5 de diciembre, en horas de la tarde, se efectuaron vuelos con pasajeros, ascendiendo al Farman, propiedad del Centro Nacional de Aviación, González de piloto y Angel S. Adami de pasajero.-

En otro vuelo Adami tomó la palanca de comando demostrando sus excelentes condiciones de piloto.-

En la mañana del domingo 6, se realizó un nuevo vuelo. El piloto del aparato fue González y los pasajeros, Adami y Marcelino Afonzo. El vuelo fue prolongado y los viajeros del ferrocarril, que en esos momentos pasaba, pudieron presenciar una inesperada carrera, que terminó con la derrota de la máquina a vapor. Por la tarde se pensaba efectuar un nuevo vuelo hasta Maroñas, con dos pasajeros, pero el estado del tiempo impidió su realización.-

Finalmente, el lunes 7, el piloto y el periodista Angel Salvador Adami hizo una serie de vuelos que lo consagraron como un aviador tranquilo y seguro.-

La escuela continuó funcionando en Atlántida con la dirección honoraria de Angel Adami. Pero, por poco tiempo.-

Juan Carlos Pedemonte en su obra "Medio Siglo de Aeronáutica" afirma que "las dificultades creadas a la escuela por la guerra mundial, las penurias económicas del Centro y el abandono que alguno de sus dirigentes hicieron a la Institución, surgido al calor de tan grandes entusiasmos, pusieron a la entidad al borde mismo de su muerte".-

Fue entonces cuando Angel Adami, a fines de 1915, trasladó el "Farman" desmontado a un hangar provisorio en el Cuartel de Blandengues y luego de una visita, realizada con el aviador Ricardo Detomasi a José Batlle y Ordóñez, en su residencia de Piedras Blancas, lo transportó a un nuevo campo de la Escuela situado, según lo asevera Pedemonte, sobre el Camino Cuchilla Grande, contiguo al Regimiento 9º. de Caballería.-

 

1913 - Adami fundó el primer aeroclub en el balneario.

 Atlántida pionera en la aviación civil del Uruguay

 
 

   
Diseño Web Turismo Uruguay

   Contáctanos: info@destinoatlantida.com   |  Publique Anuncio                 Uruguay Natural